Según el más reciente informe de coyuntura económica presentado por FUSADES, el país podría entrar en recesión económica profunda por la cuarentena domiciliaria por la pandemia Covid-19 y la pobreza alcanzaría a más del 50% los salvadoreños.

La Fundación para el Desarrollo de Centroamérica (FUDECEN), detalla en su más reciente publicación que los efectos de la pandemia se manifiestan en una caída de la actividad económica de -7.2% y pérdidas de empleo formal e informal de hasta 669,200 como impacto de la cuarentena domiciliar.

Una comitiva conformada por los ministros de Economía, Hacienda, el Secretario Jurídico de la Presidencia y el presidente de BANDESAL entregaron a los parlamentarios la iniciativa de Ley de Creación del Fideicomiso para la Recuperación Económica de las Empresas Salvadoreñas, con el propósito de activar económicamente el país, luego que pase la pandemia.

El experto del Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria, Juan Meléndez, detalló en una entrevista televisiva que las condiciones de pobreza prolongarán y agudizarán aun finalizada la cuarentena domiciliar en El Salvador, esto, tanto por las consecuencias de la falta de actividad económica, así como por la improvisación del Gobierno en el manejo de las finanzas y de la ayuda otorgada a la población.

Pese a la emergencia nacional y a la cuarentena domiciliaria por la Covid-19, Aduanas de El Salvador continúa realizando operaciones terrestres, áreas y marítimas. Según la DGA las actividades se han mantenido alcanzando en una semana más de US$20 millones en recaudaciones.