Jueves, 07 Marzo 2019 14:37

Tres de cada cuatro jóvenes dentro del programa que ejecuta CRS logran incorporarse a una actividad productiva

Escrito por Redacción Dinero

Los beneficiados con el programa Jóvenes Constructores pudieron mejorar sus expectativas frente al mercado laboral y lograron incorporarse a una actividad que les permite mantenerse activos y aprovechar su tiempo.

 

 

Este programa, que lo ejecuta Catholic Relief Services (CRS) forma parte de otro proyecto, el de Senderos Juveniles de Centroamérica.  

Para medir el impacto, CRS hizo un estudio longitudinal con apoyo de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES). Los resultados mostraron avances importantes a favor de los beneficiados.

Antes de iniciar el programa, cerca del 71% de los jóvenes no estudiaban ni trabajan. Ese porcentaje bajó al 25%. Esto significa que tres cuartas partes de los beneficiarios consiguieron mejorar sus expectativas, económicas y sociales, luego de completar el programa.

Además, los resultados sugieren que hay un incremento en los ingresos de los participantes, en concepto de salario, luego de la participación en el programa. Los aumentos oscilaron entre US$1.97 y US$3.88 diarios, en comparación con sus ingresos originales. Sin embargo, un desafío pendiente es que los hombres reportan un ingreso mayor que el de las mujeres.

Cortesía

Jóvenes Constructores funciona con un modelo integral de liderazgo y desarrollo que acoge a jóvenes de entre 16 y 25 años expuestos a situaciones de pobreza y violencia. Los organizadores les dan herramientas técnicas y formación en habilidades blandas para contribuir a su inserción en el mercado laboral y en el educativo. Es un programa que nació en Estados Unidos y fue adaptado al contexto centroamericano por CRS. En El Salvador ha  preparado a más de 7,000 y los ha vinculado a una de las tres salidas del modelo: autoempleo, el retorno un programa que nació en Estados Unidos y fue adaptado al contexto  centroamericano por CRS. Es un modelo eficaz, y en El Salvador ha preparado a más de 7 mil jóvenes y los ha vinculado a una de las tres salidas del modelo, ya sea a través de la creación de autoempleo, el retorno a los estudios o que los contrate una empresa.

Modificado por última vez en Jueves, 07 Marzo 2019 16:15