Lunes, 07 Enero 2019 15:32

Google recibe luz verde para gestionar tarjetas y transferencias en Irlanda

Escrito por Agencias
Google recibe luz verde para gestionar tarjetas y transferencias en Irlanda Referencia

El gigante tecnológico Google se acerca más al negocio bancario. El Banco de Irlanda le ha autorizado a trabajar como una entidad de pago en ese país y en toda Europa. Google podrá realizar transferencias, gestionar tarjetas, adeudos domiciliados, cambio de divisas, almacenamiento y tratamiento de datos.

La ley le prohíbe captar depósitos, algo que solo pueden hacer los bancos. Por el momento, se desconoce si Google dará un paso más para ser un banco, ya que conlleva muchos requisitos. No obstante, Google también es, desde hace días, una entidad de dinero electrónico tras recibir el permiso del Banco de Lituania.

Los bancos protestan habitualmente porque los grandes de la tecnología, Google, Facebook, Apple y Amazon, les hacen competencia sin cumplir todas las exigencias regulatorias y de capital que conlleva ser un banco. Estas grandes compañías controlan cientos o miles de millones de clientes, de ahí que las entidades financieras teman su entrada en el negocio por la puerta de delante o la de atrás.

Google, filial de Alphabet, dispone del principal buscador de Internet del mundo, el correo electrónico más utilizado y hasta un difusor de noticias. Con este movimiento entra en el mundo de las transferencias y los pagos con tarjetas, con lo que empezará a prestar servicios financieros a consumidores privados y empresas, como publicó el Irish Times. No obstante, la normativa específica que "las entidades de pago no podrán llevar a cabo la captación de depósitos u otros fondos reembolsables del público".

El regulador otorgó la autorización a Google Payment Ireland en virtud del segundo reglamento de la Directiva de Servicios de Pago (PSD2), el pasado 23 de diciembre. PSD2 es un conjunto de reglas destinadas a romper el monopolio de los bancos en el sistema de pagos en Europa al permitir que terceros ofrezcan nuevos productos y servicios de pago regulados a los clientes de las entidades.

Tras los pasos de Facebook

La entrada de Google se produce dos años después de que Facebook obtuviera una licencia de dinero electrónico, un permiso más limitado para trabajar en el mundo de las transferencias. Google también acaba de obtener una licencia completa de dinero electrónico concedida por el Banco de Lituania a finales de diciembre. Esta circunstancia demuestra el interés del gigante por el sector financiero.

Hasta ahora, la empresa de Mountain Vieu solo tenía Google Pay, que es una cartera digital con la que se puede efectuar pagos y que sustituye a Android Pay y Google Wallet. Ofrece unificar en un solo lugar tanto las tarjetas de crédito y débito, junto con el resto de tarjetas de afiliación o puntos. La nueva aplicación es un rival directo de Apple Pay, la plataforma de pago de los de Cupertino, El año pasado, Google dijo que esta aplicación serviría para pagar, como cartera digital en distintos productos, no solo móviles, y que también permitiría enviar y solicitar dinero.