Miércoles, 09 Octubre 2019 08:36

Unilever anunció nuevos compromisos conformes a reducción en residuos plásticos

Escrito por

Para 2025, la multinacional de consumo masivo eliminará más de 100.000 toneladas de envases de plástico y recogerá y procesará más envases de plástico de los que vende.

Unilever, dueña de marcas como Dove, Fruco, Lipton y Fab, ha anunciado nuevos compromisos para reducir sus desechos plásticos y ayudar a crear una economía circular para este material.

Asimismo, Unilever ha detallado que para 2025 reducirá a la mitad su uso de plásticos vírgenes, y disminuirá su uso absoluto de envases de plástico en más de 100.000 toneladas y acelerando el uso de plástico reciclado. Ayudará a recoger y procesar más envases de plástico de los que vende.

Este compromiso convierte a Unilever en la primera compañía de consumo masivo del planeta en comprometerse con una reducción absoluta de los plásticos en su portafolio de productos.

La multinacional está más cerca de cumplir sus compromisos anteriores, garantizar que todos sus envases de plástico sean reutilizables, reciclables o compostables para 2025, y utilizar al menos un 25 % de plástico reciclado en sus envases, también para ese año.

Alan Jope, CEO de Unilever, afirma que hay espacio para el plástico, pero no en el medio ambiente. Solo podremos eliminar los desechos plásticos actuando de inmediato y tomando medidas drásticas en todos los puntos de su ciclo de vida.

“Nuestro punto de partida debe ser el diseño, la reducción de la cantidad de plástico que usamos y luego asegurarnos de que el que utilizamos proviene cada vez más de fuentes recicladas. También nos comprometemos a garantizar que todos nuestros envases de plástico sean reutilizables, reciclables o compostables”, detalló Jope.

Por tanto, el representante de la multinacional destacó que este tipo de acciones exigen un replanteamiento fundamental en la estrategia de sus envases y productos. Por tanto, se requiere la introducción de nuevos e innovadores materiales de envasado y la ampliación de nuevos modelos de negocio, como formatos de reutilización y relleno, a una velocidad e intensidad sin precedentes.

Para cumplir con sus compromisos, Unilever necesita ayudar a recoger y procesar alrededor de 600.000 toneladas de plástico al año para 2025. Para ello, se servirá de inversiones y  colaboraciones que mejoren la infraestructura de gestión de residuos en muchos de los países en los que opera Unilever.

Jope añade que “nuestra visión es un mundo en el que todos trabajemos juntos para garantizar que el plástico permanezca dentro de la economía, pero fuera del medio ambiente. Nuestro plástico es nuestra responsabilidad, por lo que nos comprometemos a recoger más de lo que vendemos, como parte de nuestra estrategia para fomentar la economía circular. Es a la vez un desafío y un proyecto emocionante que ayudará a impulsar la demanda mundial de plástico reciclado”, dijo.

Ellen MacArthur, fundadora de la Ellen MacArthur Foundation, afirma que “el anuncio de hoy de Unilever es un paso significativo en la creación de una economía circular para el plástico. Al eliminar los envases innecesarios a través de innovaciones como la recarga, la reutilización y los concentrados. Así como con el aumento del uso de plástico reciclado, Unilever está demostrando que las empresas pueden alejarse de los plásticos vírgenes.

“Animamos a las demás empresas a seguir su ejemplo, para que colectivamente podamos eliminar el plástico que no necesitamos, innovar, para que circule el que necesitamos, y finalmente construir un sistema económico en el que los envases de plástico nunca se desperdicien”, añadió MacArthur.

Desde 2017, Unilever ha transformado su estrategia con los envases de plástico a través de su programa “Menos Plástico, Mejor Plástico, Sin Plástico”.