Viernes, 12 Abril 2019 15:54

Voces Vitales El Salvador lanzó su programa “Construyendo la mejor versión de mí”, dirigido a microempresarias

Escrito por Redacción Dinero

El programa "Construyendo la mejor versión de mí" permitirá la capacitación de 200 mujeres empresarias en El Salvador para que puedan fortalecer su negocio a través de la transferencia de conocimiento y del dominio de las herramientas para la construcción de su proyecto de vida. Las mujeres beneficiadas deben cumplir con dos requisitos: tener entre 25 y 50 años de edad y tener un negocio en marcha.

 

 

Esa iniciativa consiste en talleres de formación y mentoría. Estos están organizados en tres etapas: el primero es el taller en el que las 200 participantes crean su plan de vida y el plan para su negocio. En la segunda etapa, son elegidas 50 de ellas para dar inicio a los clubes de mentoría en los que las mujeres dueñas de negocio se reúnen e intercambian sobre sus metas, desafíos, problemas y, además, reciben formación.

El programa finaliza con una feria de logros en la que las participantes muestran parte de lo que han podido desarrollar en el tiempo en que se han capacitado. Adicionalmente, 10 de las participantes más sobresalientes, tendrán la oportunidad de recibir apoyo para el desarrollo completo de la marca para su empresa. Los talleres  iniciales son impartidos en tres departamentos: San Salvador, Santa Ana y San Miguel.

Verónica Castro, presidenta de Voces Vitales El Salvador, expresó: “Los programas como  ‘Construyendo la mejor versión de mí’ nos permiten llegar a un segmento importante de microempresarias, brindándoles las herramientas necesarias para que se conviertan en mejores empresarias y tengan la oportunidad de fortalecer la gestión de su negocio.  Sabemos que las mujeres tenemos la capacidad de manejar y hacer crecer una empresa, y con redes de apoyo como las que se forman en estos clubes, se logra sostenibilidad, crecimiento personal y empresarial”.

Asimismo, el programa será lanzado en dos países más, en Guatemala, y en Costa Rica, donde también se beneficiará a 200 empresarias por país, llegando a nivel regional a 600 mujeres propietarias de un negocio.