Viernes, 25 Octubre 2019 12:56

Consejos para aprender ahorrar

Escrito por

Además de guardar el dinero en una alcancía o debajo del colchón hay otras opciones para proteger e incluso hacer crecer tu patrimonio.

La cultura del ahorro no es un factor común entre la mayoría de los salvadoreños, ni de los centroamericanos y mucho menos de los latinos. Varios son los factores que influyen en esta discrepancia entre el tener un colchón de dinero para los imprevistos en la banca o guardar el dinero debajo del colchón.

Los motivos son muy variados, desde los que no tuvieron una niñez enfocada a la educación financiera y los que simplemente abandona la idea porque los ingresos que reciben no son suficientes para pensar en ahorrar.

Por ello, Armando Mata, director de Operaciones de Fisherman Wealth Management, destacó que es necesario crear hábitos de ahorro para las familias salvadoreñas, mediante un estudio detallado de las finanzas personales, como incluir una estructura y orden en las finanzas, a través de la educación.

“Es necesario contar con un claro panorama financiero, una estructura de cuentas, en donde tengamos definido un presupuesto. El método Fisherman, ayuda a evaluar sus finanzas; lograr identificar un presupuesto; generar ahorro de emergencia; eliminar estratégicamente las deudas; proteger; invertir y organizar”, dijo Mata.

Fisherman Wealth Management, una empresa de expertos y consultores financieros que se encargan a cambiar la vida de las personas, a través de la educación y el cambio de hábitos de personas y familias en el manejo de sus finanzas.

Asimismo, Mata añadió que el 97 % de las personas no tienen educación financiera y de estas el 40 % van camino a la quiebra y no lo saben. El experto, señaló que 3 de cada 10 persona están  en la quiebra.

Para expertos en finanzas personales, este comportamiento es señal de que la cultura del ahorro en el país es muy baja. Para que desde los hogares se mejore en este aspecto, Mata acotó que se debe de ahorrar un 5 % de lo que se recibe. Se debe de definir los gastos; hay que gestionar riesgos de vida, cubrir gastos de vida y educar a su familia, hijos asignando tareas a los niños, metas claras.

El ahorro no solo debe ser una solución financiera a largo plazo, también debe de convertirse en un estilo de vida, un hábito que pueda convertirse en solución a la hora de imprevistos de  emergencia.