Miércoles, 22 Abril 2020 17:23

Compra de vehículos usados no será prioridad después de la pandemia COVID-19

Escrito por Katherine Menjívar
Compra de vehículos usados no será prioridad después de la pandemia COVID-19 Cortesía

Aun con la baja en los precios de la gasolina, la prioridad de los salvadoreños una vez de vuelta al trabajo, la adquisición de bienes no será la prioridad; sino el ahorro; es por eso la preocupación de las ventas de autos usados y las empresas de alquiler de los mismos.

La suspensión total del turismo, cierre de fronteras y aduanas, como medidas impuestas por el Gobierno, para combatir la pandemia de Covid19, han generado una fuerte caída de ventas y alquiler de vehículos en el país; provocando una crisis financiera a partir del mes marzo, la cual se prolongaría hasta seis meses aproximadamente, según un sondeo realizado por www.dinero.com.sv a diversos empresarios de este rubro.

A partir de las restricciones decretadas por el Gobierno, a causa de la pandemia de Covid19, destaca el distanciamiento social, lo que generó el cierre de los concesionarios y la paralización casi en su totalidad del mercado automovilístico, pues es una epidemia que mantiene a millones de personas del país confinadas en sus hogares.

Según datos proporcionados por un empresario de una de las concesionarias de venta y alquiler de vehículos, más grandes de El Salvador, los ingresos para estas empresas decayeron un 95%, manteniéndose en el mercado y no sucumbir totalmente gracias a depósitos de alquiler de algunos autos.

“Vamos a necesitar planes estratégicos, que sirvan para recuperar rápidamente el mercado y la producción; un plan sería cerrar uno de nuestros cuatro locales en el país, reducir salario o personal, de 95 empleados que poseemos.” destacó el empresario, Roberto Gómez.

“Considero que empresas como la mía serán las más afectadas, pues dependemos de la compra y reventa de autos, los cuales se han detenido por el cierre de fronteras y aduanas, caso muy diferente para empresas grandes que importan carros nuevos”, explicó.

Cuando finalice la cuarentena domiciliar las actividades en la sociedad no se normalizarán de la noche a la mañana, por tanto la economía de las familias salvadoreñas quedará devastada y sus prioridades serán únicamente la alimentación.

Debido a esto, empresarios señalaron que les afectará mucho más en su economía, pues cuando todo se reactive las empresas de ventas y alquiler  de vehículos, buscarán las mejores ofertas para sus clientes, ya que el precio de un automóvil podrían reducirlos entre un 35% a 50% de su precio normal, donde las ganancias serán nulas y en algunos casos con suerte, mínimas.

Todo señala que cuando el país retome sus actividades en la normalidad, nos encontraremos con las mejores ofertas en ventas y alquiler de vehículos, que jamás hemos visto, pero que sin dudarlo afectará grandemente a estas empresas.

Este día incluso la Alcaldía de Santa Tecla dio a conocer algunas cifras en la baja de la circulación con la entrada de la pandemia y luego el avance de las medidas de contención.

En febrero pasado, ingresaron y circularon por el municipio 6 millones 24 mil 197 vehículos. Mientras que, en marzo, donde se establecieron las primeras medidas contra el COVID-19, circularon 4 millones 767 mil 761.

Los datos hasta el 20 de abril reflejan una reducción significativa de automotores por la ciudad. Tan solo 1 millón 374 mil 218 vehículos se reportan que han circulado por la ciudad, respetando así la cuarentena domiciliar.

Modificado por última vez en Miércoles, 22 Abril 2020 17:31