Martes, 09 Julio 2019 20:20

Tal y como lo advirtieron los economistas, déficit de cuenta corriente ascendió a US$224.7 millones

Escrito por Redacción Dinero
Tal y como lo advirtieron los economistas, déficit de cuenta corriente ascendió a US$224.7 millones Archivo

Solo durante el primer trimestre de 2019, la cuenta corriente de la balanza de pagos registró un resultado deficitario por US$224.7 millones, mostrando saldos superavitarios en las cuentas de servicios e ingreso secundario y una profundización de los déficits de bienes e ingreso primario, informó el Banco Central de Reserva (BCR).

La cuenta de bienes alcanzó un déficit de US$1,435.6 millones, superior en 17.1% al obtenido en el mismo período del año anterior. La profundización de esta brecha fue causada por una contracción de las exportaciones de 1.3%, combinada con una expansión de 8% en las importaciones.

Los servicios alcanzaron un saldo superavitario mayor en 50.9% respecto al año anterior, ascendiendo a US$318.3 millones, en donde rubros como viajes, mantenimiento, manufactura, telecomunicaciones y servicios de gobierno fueron los que más aportaron al superávit; el resto de sectores como transportes, seguros y servicios financieros menguaron el resultado al registrar saldos deficitarios.

Los ingresos por servicios de call center llegaron a US$92.2 millones y tuvieron una tasa de crecimiento del 12.4% respecto al año anterior, los principales servicios de atención fueron prestados a rubros de comunicaciones, ventas varias, soporte técnico y financiero, entre otros.

Dentro de los servicios, los rubros de viajes y mantenimiento han sido muy dinámicos. Se espera que los viajes se vean fortalecidos por proyectos para potenciar el turismo en la zona costera del país, turismo médico, convenciones, cruceros, entre otros; mientras que los servicios de mantenimiento han sido estimulados por la reciente inversión en infraestructura de la principal empresa exportadora de servicios aeronáuticos, que la consolida como el mayor centro de mantenimiento aéreo en América Latina.

El ingreso primario incrementó su déficit en 15.8% respecto al año anterior, determinado principalmente por los pagos de dividendos de las empresas de inversión directa y el pago de intereses por eurobonos y préstamos, tanto del sector público como privado. Las alzas en las tasas de interés internacionales han sido un factor adverso en la evolución de esta cuenta, históricamente deficitaria.

En tanto, la cuenta del ingreso secundario elevó su superávit en 9.2% interanual; dentro de esta cuenta, los ingresos por remesas familiares representaron el 93.5% del total con US$1,293 millones. Los flujos del resto de ingresos presentaron incrementos y fueron destinados principalmente al sector privado.

La cuenta de capital alcanzó resultados superavitarios por US$44.9 millones, debido, entre otros factores, al ingreso de donaciones destinadas al Gobierno General, procedentes principalmente de desembolsos asociados al Programa FOMILENIO II.

La cuenta financiera mostró un resultado positivo de US$141.2 millones, producto de los aumentos tanto en los activos como pasivos externos.

Los activos externos se incrementaron en US$436 millones, asociados principalmente a las transacciones en la inversión directa, específicamente por títulos de deuda con el inversionista directo o empresas relacionadas. Asimismo, influyó el resultado en activos de reserva, los cuales se incrementaron en US$297.2 millones. Los activos de inversión de cartera también crecieron debido a las operaciones en títulos de deuda de los bancos. Los activos de la otra inversión fueron los únicos que mostraron un resultado negativo con un monto de -US$153.3 millones, explicado por la disminución de depósitos por parte de los bancos.

Por el lado de los pasivos externos, el resultado de US$294.8 millones se debió al endeudamiento neto mostrado por los pasivos de inversión directa con un valor de US$393.2 millones, tanto por aumentos en las participaciones de capital como en instrumentos de deuda relacionada. La otra inversión registró pagos netos por US$98.4 millones, debido principalmente al pago de préstamos por parte de todos los sectores, excepto el Banco Central.