Jueves, 07 Mayo 2020 15:27

Remesas en El Salvador volverían a su ritmo en cuatro años

Escrito por Ileana Calderón
Remesas en El Salvador volverían a su ritmo en cuatro años Dinero.com.sv

Las remesas que envían compatriotas a los hogares salvadoreños están siendo afectadas gravemente  por la crisis que ha generado el COVID-19 en el mundo.

Las consecuencias económicas que está acarreando la pandemia del COVID- 19 en todos los países afectados son homólogas, la mayoría de actividades comerciales han sido paralizadas, lo que trae como consecuencia un mayor incremento en la tasa de desempleo y por ende menos ingresos familiares.

En una entrevista televisiva, el economista Luis Membreño estimó que si las remesas disminuyen un 20% al final de este año, sería aproximadamente hasta el año 2024 que se llegaría al mismo nivel, donde 360,000 hogares afectados en el país.

De acuerdo al Banco Central de Reserva (BCR),  el flujo de las remesas, que en su mayoría provienen de Estados Unidos, España, Canadá e Italia, ha venido en aumento anualmente, gracias a las oportunidades laborales que han tenido los compatriotas. Por ejemplo para este año, de enero a marzo las remesas recibidas fueron de US$1,313.5 millones de dólares, en comparación al 2019 que fueron deUS$1,295 millones de dólares,  ha habido un incremento de un 1.4%.

Sin embargo a marzo el ritmo de crecimiento fue menor, los datos de abril aún no se han dado a conocer. Este año en el mes de marzo las remesas recibidas fueron en total US$439.6 millones, con una reducción del 10.7%, equivalentes a US$52.6 millones menos respecto a 2019.

En lo que respecta al ingreso de remesas por departamento, el BCR ha registrado que cuatro de los 14 departamentos con mayor ingreso son, San Salvador con 21.1%, San Miguel con 11.8%, Santa Ana y La Libertad con un 8% cada uno, y el que menos recibe es Cuscatlán, con un 2,5%. El 39.4% de remesas es retirado de una agencia bancaria y el 58.4% de otras empresas.

El nuevo coronavirus estará obstaculizando el flujo de ingresos en los hogares. Por la crisis económica que ha generado el COVID-19 esos datos pueden tener una variación inesperada al final de este año, debido a la tasa de desempleo que la crisis está generando en diversos países, lo que concebirá una disminución en los niveles de consumo y que la economía salvadoreña se contraiga.