Miércoles, 23 Octubre 2019 06:54

La nueva generación del negocio, APPs de transporte particular

Escrito por Ileana Calderón
La nueva generación del negocio, APPs de transporte particular Archivo

En países desarrollados se han creado diversas aplicaciones, una de miles se dedica a la  movilización de personas, sin embargo, surge la pregunta ¿Será rentable este tipo de negocio?

Desde que el Internet se hizo accesible a todos los seres humanos, la misma se ha visto en la necesidad de modificar los patrones y comportamientos. Fue a partir de la década del 90 que la mayoría  de países recibieron con ansiedad al Internet, y vieron un boom en su acceso, prueba de ello es que, en la actualidad ha permitido utilizar diferentes herramientas para facilitarnos la vida.

Una herramienta que ha ayudado a miles de personas, hasta millones se podrían contabilizar en diferentes países del  mundo, es la aplicación Uber, la cual, fue fundada en Estados Unidos en el año 2010, y que ahora está presente en más de 60 países, sin embargo, no es la única, también en ese país otra aplicación reconocida es Lyft, creada en 2012, y que brinda ciertos beneficios a sus socios conductores.

En El Salvador también se viralizó la idea de utilizar un servicio de transporte privado, cómodo, a bajo precio y con conductores de diferentes edades y niveles de educación, conductores, que usan su  tiempo libre o completo a esa actividad, que movilizan personas a diferentes puntos, ya sea, por necesidad o diversión; pero surge la inquietud de saber si en realidad es un negocio rentable.

La respuesta es sí. Movilizar personas en El Salvador, como en cualquier parte del mundo, a través de una aplicación como las mencionadas anteriormente sí es rentable, además de que los vehículos están en buenas condiciones y disponibles las 24 horas del día. No obstante, se desconocen ciertos detalles, insignificantes seguramente para el usuario, pero básicas para el conductor, o conductora, porque sí hay mujeres brindando servicio por medio de estas aplicaciones, por supuesto en menor cantidad.

Desde que Uber inició operaciones en el país, en 2017, muchas personas vieron que la oportunidad de movilizar a otras personas se podría convertir en un negocio personal, y es que hay diferentes casos, como los que tienen un empleo formal o negocio y que han comprado uno o más vehículos para rentárselos a alguien, de tal forma, obtener una suma de dinero fija y extra  mensual, como también aquellos, que hasta han considerado renunciar a sus empleos porque el negocio es “rentable” y pueden generar otros ingresos con el desarrollo de ideas derivadas, o el que no tiene empleo y que para cumplir con sus compromisos realiza conducción.

En ese sentido, el trabajo como conductor no suele ser tan cómodo, ni privado ni a buen precio, como para el usuario, puesto que las aplicaciones cobran hasta un 25% por cada viaje que se efectúe, aparte de cumplir con una serie de requisitos como lo son solvencias policiales y tener un vehículo de por lo menos cinco años recientes, en cuestión de seguridad hay una desventaja, existen personas sin escrúpulos  que  han utilizado el servicio como un medio para delinquir y afectar a las personas, debido a que las aplicaciones no brindan una medida de seguridad precisa.

Aparte de ello, no se toma en consideración la depreciación del vehículo, el tráfico complicado en la ciudad, la cantidad de accidentes de tránsito por conductores imprudentes e intolerantes y el gasto considerable de gasolina, que depende de la cantidad de viajes y kilómetros recorridos puede ser desde los $5 a $15 dólares diarios o más.

La realidad es que en la actualidad se contabilizan más de 4,000 socios conductores a nivel nacional, lo que también  ha llevado al incremento del parque vehicular, pero aun así, hoy se tiene un nuevo estilo de vida, un nuevo modus vivendi, que vino y se quedará.

Modificado por última vez en Miércoles, 23 Octubre 2019 07:13