Miércoles, 09 Enero 2019 14:49

Señales que indican si estás listo para emprender un negocio propio

Escrito por Agencias
Señales que indican si estás listo para emprender un negocio propio Referencia

Considerar el hecho de empezar un negocio es una idea grandiosa, y llevar a cabo esta idea es mucho más interesante. No importa si se trata de un negocio pequeño o grande, a pesar de las dificultades que pudiese tener, siempre representa un mundo de posibilidades, bien para que este sea exitoso o para que fracase.

Justamente, el no poder determinar si la iniciativa será exitosa o no es lo que lleva a muchas personas a dudar si están realmente preparadas o no para emprender y concretar sus ideas.

¿Quieres saber si estás preparado para emprender tu propio negocio? Sigue leyendo porque te revelamos las señales que te indicarán si estás listo para lanzarte a la aventura.

Desafortunadamente, no existe un momento que pueda considerarse como perfecto para iniciar un nuevo negocio. No importa el tiempo que esperes, nunca tendrás el capital suficiente o la experiencia necesaria para poder predecir posibles complicaciones a futuro. Y es importante considerar que siempre existirá una posibilidad de fracasar, pero también de que sea un éxito.

Es por esto que quienes están considerando la idea de emprender un negocio y se sienten preocupados, deberían comenzarlo de una vez, porque el factor más importante en la vida es el tiempo, y este no retorna nunca más. Mientras más tiempo se deje pasar, menos tiempo habrá para ganar experiencia como empresario.

Cómo saber si estás listo para emprender

Si te encuentras en ese momento en el que no sabes si dar el gran paso o no, aquí te comparto estas 5 señales que te indican si estás listo para emprender tu propio negocio:

#1 Ya no te sientes satisfecho en tu trabajo

Tener días buenos y otros malos es normal. Esto lo aclaramos porque el tener un mal día no tiene nada que ver con el que puedas sentirte satisfecho con las labores que realizas cada día y no significa que por un mal día debas renunciar a tu puesto para iniciar un negocio.

Lo primero es examinar si se trata realmente de una insatisfacción que vives en tu día a día. Es bueno indagar por qué te sientes insatisfecho, para descartar que no se trate solamente de que necesites trabajar en otra empresa o que necesites más vacaciones.

Sin embargo, siempre es recomendable que investigues de todas formas cómo iniciar un nuevo trabajo, incluso existen negocios que son rentables con poca inversión.

#2 Entiendes los riesgos y no tienes miedo a fracasar

Tener una actitud positiva es importante a la hora de iniciar un negocio, pero eso significa que también debes entender los riesgos que esto implica. Sin embargo, si entiendes los riesgos pero no tienes miedo a fracasar estás por buen camino, ya que, tal como se ha hecho hincapié anteriormente, así como existen posibilidades de fracasar, también existen posibilidades de tener éxito, y esto sólo podrás saberlo si te atreves a iniciar el negocio de tus sueños.

Esto no quiere decir que debas lanzarte hacia un nuevo emprendimiento a la ligera, sino que debes primero investigar el panorama ante el cual iniciarás tu negocio, pues existen riesgos a los que te enfrentas antes de empezar -como perder tu inversión y tu actual puesto de trabajo- y debes estar preparado.

Es de gran utilidad que converses con empresarios que no tuvieron éxito en sus primeros negocios, así te podrás enriquecer de sus experiencias y utilizarlas a tu favor para saber qué cosas debes hacer y cuáles no.

#3 Tienes una idea que te apasiona

Si te encuentras en este punto de indecisión al no saber si iniciar un negocio o no, es porque seguramente ya tienes alguna idea de emprendimiento en tu mente. Debes tener claro si esta idea se trata de un negocio que no te interesa mucho pero que sabes que podría generarte mucho dinero, o si la idea te apasiona aunque no sepas con seguridad si tendrás éxito.

Toma en cuenta que si tienes una idea que no te apasiona, aunque sea muy rentable, entonces no vas a atraer todo lo necesario para que sea exitosa.

#4 Quieres seguir aprendiendo

Un negocio es diferente a tu trabajo normal. En este último, si pasas mucho tiempo haciendo una cosa la vas perfeccionando hasta que desempeñas muy bien tus asignaciones diarias. Sin embargo, en un negocio funciona diferente, ya que no sólo vas a necesitar hacer bien una sola cosa, sino vas a tener que saber y hacer de todo un poco, desde el trabajo de administrar, conocer de marketing, ventas, atención al cliente, e incluso encargado de limpieza de tu oficina. Esto quiere decir que debes sentir -previamente de iniciar a emprender- ganas de aprender cosas nuevas cada día.

Si no tienes problemas en aprender cosas nuevas cada día, sino que más bien te gusta conocer y superarte, es muy probable que te vaya muy bien en tu iniciativa.

Si te has sentido identificado con estas señales, pueda que sí estás listo para emprender un nuevo negocio. Así que manos a la obra y sigue este consejo: “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”.