Martes, 08 Enero 2019 13:49

Cómo evitar tomar malas decisiones si eres emprendedor

Escrito por Agencias
Cómo evitar tomar malas decisiones si eres emprendedor Referencia

Aunque el riesgo siempre estará presente, existen algunas acciones capaces de disminuirlo.

Sobre el producto o servicio ofrecido, el vínculo con los proveedores, lo que necesitan los clientes, las posibilidades de expansión, el equipo de trabajo y otros tantos aspectos de la vida diaria... Ser emprendedor implica estar en constante consideración de opciones e ideas. 

En este camino de decisiones, no correr riesgos es casi imposible. Los riesgos son, de hecho, los principales componentes dentro de un emprendimiento.

En la mayoría de los casos estos pueden evitarse, prestando atención a la forma en que se toman las decisiones para lograr decidir de forma eficiente y segura.

¿Tienes un emprendimiento? ¿Piensas emprender pronto? Estos consejos pueden ayudarte a evitar las malas decisiones, para cuidar tu empresa y asegurarte de evitar los riesgos tanto como sea posible:

1-Ampliar opciones

Evitar los planteamientos que contemplan solo dos opciones. Es importante pensar en terceras o cuartas posibilidades.

2-Coherencia

Existen decisiones pequeñas o grandes. Cada una de ellas debe ser tratada de forma coherente, respondiendo a sus propias cualidades y no a factores externos.

3-Tomarse tiempo, pero no demasiado

Decidir apresurado no es recomendable pero tampoco dedicar semanas a una única decisión. La medida justa es contemplar todos los aspectos involucrados en lo que se decide y luego evaluar.

  1. No aislarse

El apoyo o consejo de otras personas puede simplificar este proceso.

  1. Inteligencia emocional

Controlar las emociones es un paso fundamental para no decidir guiado por el enojo, el entusiasmo o cualquier otra emoción que pueda dominar el pensamiento.

La Psicología aporta a los emprendedores una serie de recomendaciones de utilidad al momento de evaluar sus acciones, permitiéndole comprender cómo funciona su mente al momento de decidir para así evitar las malas acciones.

Por ello, una buena recomendación si planeas emprender es la de estudiar tu proceso de toma de decisiones y asegurarte de contar con conocimientos teóricos que te permitan reconocer tus formas de asociar ideas y llegar a conclusiones. De este modo, no solo podrás entender la forma en que piensas, sino evitar caer en comportamientos reiterados y sesgados que te lleven a actuar de forma incorrecta y limiten tus opciones de crecimiento.