Miércoles, 01 Febrero 2017 15:15

La mitad de salvadoreños podrían quedar sin energía ante falta de pago del Gobierno

Escrito por
El racionamiento es lo que podría avecinarse de no cumplirse con las obligaciones El racionamiento es lo que podría avecinarse de no cumplirse con las obligaciones Cortesía

Según el director de Energía de la ASI, Juan Ceavega, el país necesita al menos 1,100MW (Megavatios) para suplir la demanda nacional; pero ante el impago del Gobierno a las empresas distribuidoras de energía, que ya alcanza los US$53 millones de junio a la fecha, se podría generar en los próximos meses un déficit de al menos 500MW, equivalente a casi la mitad de la energía que los salvadoreños necesitan.

El problema radica en que si las empresas distribuidoras no poseen más crédito para seguir importando energía o materia prima, que en este caso es búnker, se tendría un déficit energético de hasta 500MW, lo cual fue calificado por la ASI como una “posible crisis”.

No sería de extrañar si en un futuro muy cercano se tuviera que recurrir a racionamientos o alternativas de ese tipo, al igual que un ambiente no propicio para inversiones nuevas, al grado que se está poniendo en riesgo el desarrollo de proyectos renovables como los 170MW adjudicados recientemente, por la desconfianza de los inversionistas en el sector eléctrico del país.

Entre las razones que menciona la ASI, es la limitación de compra de combustible, lo que impactaría en los precios del mercado mayorista, asimismo, en las importaciones del Mercado Eléctrico Regional (MER) y la baja en los embalses que volverán a llenarse, si el invierno es bueno, en mayo.

Ante esta situación, la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) y la Cámara Americana de Comercio (AMCHAM) externaron su preocupación, ya que sólo la industria consume el 40% del total de generación actual, lo que vendría a afectar no sólo la producción, sino el comercio ante el incremento de precios de productos, lo cual los hace menos competitivos en el mercado internacional.

El Gobierno a través del FINET (Fondo de inversión Nacional en Electricidad y Telefonía) no ha cumplido con el desembolso de lo adeudado a las distribuidoras que en enero ascendería a US$53 millones, razón por la cual el Presidente de la ASI, Javier Simán, señala que es necesario buscar un mecanismo para que el pago del subsidio se haga de forma directa y no “aprovechando el crédito que les otorgan las empresas distribuidoras; sino algo como se hace con el subsidio del gas, pagar directamente”.

Los industriales señalan que el Gobierno ha dejado a la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) el costo de este subsidio; pero la misma CEL ha manifestado no podrá cargar con dichos pagos debido a que su presupuesto 2017 no se lo permitirá.

La directora ejecutiva de la AMCHAM, Carmen Aída Muñoz, explicó que son más de una decena de cartas enviadas al Ministro de Hacienda manifestando su preocupación, pero aún no reciben respuesta.

Modificado por última vez en Miércoles, 01 Febrero 2017 15:39