Sábado, 09 Noviembre 2019 12:09

Misión del FMI concluye visita a El Salvador

Escrito por

Un equipo técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI), visitó el país del 4 al 8 de noviembre para analizar las perspectivas económicas, el Proyecto del Presupuesto para el año 2020 y la agenda de crecimiento del gobierno, incluidas las reformas estructurales para promover la inversión.

El equipo del FMI liderado por Alina Carare, visitó la capital salvadoreña para analizar diferentes perspectivas económicas del país de cara al cierre del año.

La misión se reunió con el mandatario de la República, Nayib Bukele; la Comisionada presidencial de Operaciones y Gabinete de Gobierno; el presidente del Banco Central; la Superintendente del Sistema Financiero; el Secretario de Comercio e Inversión; entre los ministros de Hacienda; de Economía; de Defensa y otros altos funcionarios del Gobierno, además de miembros de la Asamblea Legislativa y representantes del sector privado.

“La economía creció 2.2 % en la primera mitad del año, y la inflación rondó el cero. Después de caer en el segundo trimestre, el crecimiento de las remesas regresó a su tasa a largo plazo del 4 %. En 2019, se espera que el crecimiento del PIB real sea del 2.5 % como resultado de la sólida confianza del sector empresarial”, expresaron los funcionarios en la declaración de la reunión.

Asimismo, el documento detalla que a mediano plazo y en virtud de las políticas actuales, el crecimiento económico convergerá al potencial estimado. Los riesgos a la baja para las perspectivas se derivan de un crecimiento global más débil de lo esperado y de desviaciones en la política nacional.

Dichas desviaciones podrían ocurrir si se adoptan medidas de gasto sin previamente identificar recursos de financiación apropiados que no involucren el endeudamiento. En cuanto a la alza, las condiciones financieras globales pudieran demostrar ser más favorable de lo esperado actualmente.

Las autoridades están enfrentando el delito y la corrupción de manera firme, y están comenzando a mejorar el entorno empresarial con el fin de apoyar el crecimiento. La misión celebra la implementación del "Plan de Control Territorial" con el fin de mejorar la seguridad, así como la eliminación de los llamados "gastos reservados" para la oficina de la presidencia con el fin de reducir la corrupción.

El mayor gasto en seguridad, capital humano e infraestructura en el presupuesto 2020 también es celebrado, ya que constituye la provisión de bienes públicos necesarios para el crecimiento económico. La misión apoya los esfuerzos del gobierno para agilizar la tramitación de permisos comerciales, los cuales incluyen la creación de un comité de tramitología y el intercambio de información entre las instituciones públicas con el fin de agilizar el registro de empresas.

El saldo fiscal primario ha mejorado en un 2¾ % del PIB desde 2013, pero se mantiene prácticamente sin cambios durante 2018-2019 en un 0.9 %del PIB. El proyecto de presupuesto para 2020 prevé una mayor consolidación del 0.2 por ciento del PIB debido a una mejor administración de los ingresos.

Sin embargo, los excedentes primarios previstos (del 1.2 % del PIB en promedio durante 2020-2021) no serían suficientes para compensar el aumento en el pago de intereses de la deuda asociado con el alto stock de deuda, en ausencia de un ajuste considerable concentrado al comienzo del período.

Asimismo, dado que el diferencial de crecimiento de intereses permanece siendo considerable—alrededor del 4 % del PIB—el equipo técnico continuará recomendando un ajuste fiscal prudente.

Una consolidación fiscal adicional de alrededor del 2 % del PIB para 2021 garantizará el cumplimiento de la ley de responsabilidad fiscal y colocará a la deuda sobre una trayectoria firmemente decreciente.  Estas medidas deberían calibrarse cuidadosamente, favorecer el crecimiento y salvaguardar los objetivos sociales.

Las condiciones del mercado siguen siendo favorables, pero las brechas financieras considerables se avecinan a mediano plazo. La aprobación de uno presupuesto sólido y su financiamiento a tiempo contribuirá a la estabilidad macroeconómica y a fortalecer el clima de inversión.

Los bancos son sólidos, con niveles bajos de préstamos en mora, altas reservas de capital y abundante liquidez. El equipo técnico apoya los esfuerzos de las autoridades para preservar la estabilidad financiera, asegurar que el mercado interbancario reactivado funcione sin contratiempos, con el fin de aumentar la eficiencia de los bancos en la gestión de la liquidez financiera. 

El FMI aprecia profundamente las conversaciones francas y productivas, así como la cálida hospitalidad de nuestros homólogos salvadoreños, es lo que expresa la declaración realizada por los técnicos especialistas del FMI.

Modificado por última vez en Sábado, 09 Noviembre 2019 12:41