×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 53
Miércoles, 14 Octubre 2015 17:33

BCR prevé un crecimiento de hasta el 2.9% en 2016

Escrito por
Pdte. BCR: “es factible alcanzar la tasa de crecimiento del 2.9% Pdte. BCR: “es factible alcanzar la tasa de crecimiento del 2.9% Cortesía BCR

El presidente del Banco Central de Reserva (BCR) Óscar Cabrera, asegura que el crecimiento económico en 2016 puede llegar al 2.9% gracias a factores principales como la industria manufacturera, la recuperación del sector construcción, y las remesas de salvadoreños en Estados Unidos.

 

“Las proyecciones, con los nuevos datos que tenemos a esta fecha, es factible alcanzar la tasa de crecimiento del  2.9%, recordemos que el Banco cuando publica da rangos y teníamos en el límite superior ese 2.9%”, dijo el presidente del BCR.

Según Cabrera la industria de la construcción se ha recuperado y está generando empleo y ha crecido el 30% en las importaciones de maquinaria, lo que significa que hay un ciclo de crecimiento elevado para los próximos años.

Las proyecciones de crecimiento económico que plantea el BCR para el 2016 como base es de 2.6%; mientras que el FMI advierte un 2.5% y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) un 2.3%.

Respecto al crecimiento de la economía estadounidense, Cabrera dijo que esto permite más y mejores salarios para salvadoreños en el país norteamericano, lo que ha indicado a agosto de este año un registro de US$2,087 millones en remesas.

Respecto a la opción que busca el gobierno como tributo especial para seguridad, el presidente del BCR dijo que “lo que puedo decir es que es importante encontrar un sistema de tributación que financie el desarrollo económico en el largo plazo, no solo estamos pensando en la coyuntura, yo he manifestado que la actual carga tributaria no cumple las funciones de alcanzar un desarrollo socioeconómico”, dijo el presidente.

El titular del BCR agregó que la carga tributaria de El Salvador es baja respecto a América Latina, ya que es de 15.4%, mientras que en los demás países latinoamericanos anda cercana al 24% y los países desarrollados cercana al 40%, por lo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) planteaba la importancia de llegar a acuerdos mínimos entre las empresas, los trabajadores y el sector público hacia sistemas tributarios más progresivos.