Miércoles, 15 Mayo 2019 14:45

Costo de la vida, empleo y violencia siguen apretando el zapato del salvadoreño

Escrito por Redacción Dinero
Costo de la vida, empleo y violencia siguen apretando el zapato del salvadoreño Archivo

En la encuesta de opinión presentada este día por la CID GALUP se puede observar que 7 de cada 10 salvadoreños está preocupado por el alto costo de la vida, por la falta de empleo y por la violencia del que una buena parte ha sido víctima.

Las preocupaciones económicas, cuando el ingreso no alcanza para cubrir las necesidades básicas, son las que más impacto tienen en estos momentos en los hogares. Ellas inquietan en especial a las mujeres, encargadas principalmente de llevar las finanzas del hogar, así como en familias de un nivel socioeconómico medio o bajo. También, a estas hay que agregar el que en muchas casas alguien está en busca de trabajo y no lo encuentra.

La inseguridad en las calles también es una preocupación latente. Esto es proporcionalmente más común en la capital y en otras cabeceras departamentales, además de ser citado por personas con nivel educativo alto. Hay también otras dificultades en los hogares, como lo son la falta de servicios públicos (ejemplo la falta de agua), la mala educación que reciben los hijos o la necesidad de mayor asistencia en hospitales y centros de salud. No obstante, estas aplican proporcionalmente a un menor número de ciudadanos.

A nivel de país, la falta de mejores salarios y mayor cantidad de empleos es el principal problema al que se enfrenta la ciudadanía en estos momentos. Estos, como se citó anteriormente, están impactando más a los grupos de nivel socioeconómico mejor y bajo, así como quienes no cursaron la universidad. La corrupción, a nivel gubernamental, también es bastante citada, en especial entre los que se declaran simpatizantes de Nuevas Ideas y ARENA, quienes además mencionan la falta de transparencia en la administración fue uno de los motivos para votar en contra del FMLN en las pasadas elecciones.

En aproximadamente uno de cada cuatro hogares vive al menos una persona que ha sido víctima de la delincuencia en los últimos cuatro meses, con tendencia a incrementar en las áreas urbanas.

Además, las víctimas tienden a encontrarse proporcionalmente más en residentes de hogares de nivel socioeconómico medio. Lo anterior impactando la gravedad del problema a nivel nacional y la solicitud al gobierno para que tome las medidas para evitarlo.

A nivel general, la situación económica en lo interno de los hogares ha empeorado con respecto al año anterior. El deterioro financiero tiende a ser más común en aquellas familias donde el jefe del hogar no terminó el colegio, así como entre simpatizantes areneros o que mencionan “el país se encuentra en el camino equivocado”. Importante es, además, resaltar que aproximadamente la mitad de los consultados mencionan hoy sus familias se encuentran económicamente “igual” que el año anterior. Sin embargo, al profundizar con muchos de ellos mencionan que ya “antes estaban mal, que ya no pueden estar peor”, reflejando la mala situación por la que atraviesa el país.