Miércoles, 08 Mayo 2019 20:15

16 años esperando el despegue del oriente del país

Escrito por
Vista aérea del Puerto de La Unión Vista aérea del Puerto de La Unión Cortesía de la STP

Desde el año 2,000 con la Comisión Nacional de Desarrollo (CND) se habló de Acciones Territoriales; sin embargo, la población del oriente del país sigue esperando el progreso, la inversión, las empresas y el Puerto de La Unión. Hoy se está pensando impulsarlo con una Ley de Zonas Económicas Especiales (LZEE) para la Región Sur del Oriente del país.

Sin embargo, a la luz de un análisis realizado por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) el Anteproyecto de la LZEE tiene ciertos vacíos que si no se toman en cuenta, vendrá a ser un documento más sin oportunidad de ejecutarse, al menos no con éxito.

Uno de estos retrasos ha sido la creación del “Consejo Regional de Oriente”, el cual nunca se formó, además, Fusades cree que le faltaría fuerza suficiente para tener cubiertas todas las área de conocimiento y una parte importante es incluir la parte privada y la académica en este Consejo, ya que no se ha incluido a nadie de las gremiales o los mismos empresarios que tienen el “know how” en este tipo de proyectos, así como las universidades que conocen las fortalezas y las carencias de las poblaciones afectadas con este tipo de idea.

Por qué se considera necesario el crear una Zona Especial Económica (ZEE) en el oriente del país, primeramente, porque al analizar el desarrollo donde se concentra la mayor cantidad de éstas, es mayor el nivel de crecimiento no sólo económico, también social. Se puede hablar de un departamento de San Salvador, Santa Ana, La Libertad, entre otros.

Mientras que en los departamentos como Morazán, San Miguel, La Unión y Usulután en su mayoría tienen sólo agentes receptores de remesas, peor aún, sólo se utilizan en el consumo, ya que las empresas en dichos departamentos sólo alcanzan con suerte un 5%, el resto es informal, es decir, la informalidad en la zona alcanza un 95%.

Es así como FUSADES advierte la necesidad de atraer empresas llamadas por ellos “locomotoras” que contribuyan a acelerar el desarrollo regional; sin olvidar el tema de que sean alternativas viables, donde puedan contratar gente de la zona y que la gente de la zona tenga el conocimiento necesario.

Propuestas no incluidas

Crear un Consejo Regional de Oriente que solo emita directrices y lineamientos para la implementación de políticas públicas no es suficiente. Este Consejo, señala Fusades, debería aprobar el “Plan Maestro de Desarrollo de las ZEE” que incluya todos los aspectos y ejecutarlo.

Otro de los puntos que abordan en el estudio de Fusades es el hecho que para la atracción de estas empresas “locomotoras” en la experiencia de otros países que cuentan con ZEE, se tiene que incluir la figura de un OMBUDSMAN quien se encargaría de abogar por los inversionistas ante las autoridades respectivas. Eso dará certeza a un inversionista que se respetarán los acuerdos y que hay alguien en su representación.

Uno de los puntos importantes para todo inversionista es saber por qué es atractivo invertir en las ZEE, estos son: los Incentivos Fiscales.

Y aunque la propuesta de Ley de ZEE los pone atractivos, Fusades hace algunas sugerencias, como por ejemplo, para un Desarrollador:

  • Colocar las exención del Impuesto Sobre la Renta en un 100% para los primero 20 años, un 50% los siguientes 10 años
  • Exención del Impuesto Sobre la Renta Turismo en un 100% para los primeros 12 años y 50% para los siguientes 8 años.
  • Asimismo, la exención de Impuestos Municipales en 100% para los primeros 20 años y y un 50% para los siguientes 20 años.

Mientras que la propuesta de los incentivos de las ZEE para un Operador Económico serían:

  • Colocar las exención del Impuesto Sobre la Renta en 100% para los primeros 25 años y de un 50% para los siguientes 10 años