Miércoles, 11 Octubre 2017 17:41

La economía necesita crecer 6% para satisfacer demanda de empleo de formal

Escrito por

De 2010 a 2016, la brecha de salvadoreños que entraron a buscar empleo y no encontraron oportunidades en el mercado laboral ascendió a 242 mil salvadoreños, un promedio anual de cerca de 35 mil plazas por año, señala estudio de FUSADES.

“Sin crecimiento económico, no es posible crear nuevo empleo”, es la premisa expuesta en el reciente análisis del departamento Estudios Económicos de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES).

La Fundación plantea que el principal desafío es cerrar la brecha insatisfecha de empleos en una economía que actualmente crece a un ritmo de 2%, esta cifra coincide con lo registrado en el total de cotizantes del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

De 2010 a 2016, la brecha de salvadoreños que entraron a buscar empleo y no encontraron oportunidades en el mercado laboral ascendió a 242 mil salvadoreños, un promedio anual de cerca de 35 mil plazas por año, explica FUSADES tomando números de las “Perspectivas de la economía mundial” del FMI.

Para cubrir esa cifra, el crecimiento del empleo formal debió ser de  6%, pero efectivamente solo fue 1.9%, por tanto para hacer frente a esta situación, la economía debe crecer arriba del 6% para satisfacer la demanda de empleo formal y reducir los costos de formalización, explicó FUSADES.  

El crecimiento económico tiene una estrecha relación con el crecimiento del empleo formal. Reflejo de ello es que de 1991 al 2016, la economía creció 3%, mientras el empleo 3.6%.

 “Un pacto por el empleo productivo debería ser la principal tarea en la que debe embarcarse el Estado”, señaló FUSADES.

El taque de pensamiento precisa que para generar las oportunidades de crecimiento que se necesitan se debe lograr la estabilidad macroeconómica, además de una economía abierta, promoviendo las exportaciones; alta inversión y ahorro; de igual manera un gobierno comprometido, creíble y capaz de promover el desarrollo, entre otras.

El estudio argumenta que una regla básica para crecer es que exista más inversión, ya que esto se traduce en nuevas fábricas o más edificios. Además, plantea que en una economía pequeña y con poca demanda interna, la inversión debe estar orienta a promover exportaciones para creer más rápido.