Coralia Cuellar

Coralia Cuellar

La Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), a través de un comunicado de prensa, hizo pública la denuncia de lo que llaman “un mecanismo de hostigamiento y persecución” de todas aquellas personas o instituciones que cuestionen las políticas o acciones del Estado.

Según reza el comunicado, se están utilizando diversos recursos digitales de la Secretaría de Transparencia de Casa Presidencial para criticar a quienes señalan corrupción o ineficiencia dentro del Estado.

Para esta gremial empresarial la Secretaría de Transparencia debería cumplir con las funciones que la Ley le atribuye, como por ejemplo pronunciarse sobre diversos casos; entre éstos: los $450 millones de gastos de Casa Presidencial sin rendir cuenta en anterior periodo presidencia, así como el pago de $50 millones en el caso de la presa El Chaparral otorgada a una empresa de Brasil que ha sido cuestionada por irregularidades, entre otros.

Este comunicado surge luego que en una entrevista televisiva (Frente a Frente de TCS) el director de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo (FUNDE), Roberto Rubio, señalara a la Secretaría de Transparencia como la entidad generadora de una serie de mensajes de redes sociales en su contra a lo que llamó una “campaña en su contra”.

Rubio indicó que el Gobierno lo ha querido hacer ver ante la opinión pública como una persona “molesta” porque no le han otorgado un cargo público; sin embargo, él señala que se lo ofrecieron, pero él no lo aceptó por diversas razones y que en ningún momento era su intención.

Mientras transcurrió el día, en las redes sociales circuló también un documento que muestra que Roberto Rubio estuvo recibiendo un pago en concepto de “consultorías para el extinto CND (Comisión Nacional de Desarrollo) en los gobiernos del ex Presidente Francisco Flores y Antonio Saca.

Ninguno de los involucrados ha interpuesto una denuncia formal por “difamación” en la Fiscalía General de la República (FGR) para que investigue el caso, por lo que la denuncia sólo se ha ventilado en los medios de comunicación tradicional y en las redes sociales.