Miércoles, 19 Junio 2019 19:22

¿Cuál sería su reacción si sabe que a la vuelta de la esquina existe un riesgo para usted?

Escrito por Redacción Dinero
¿Cuál sería su reacción si sabe que a la vuelta de la esquina existe un riesgo para usted? Archivo

Hasta el más temerario de los humanos, sabe que al encontrarse de frente con una amenaza hacia su vida o integridad, debe tomar las medidas para evitarlo.

Esto trae a memoria una película Hollywood llamada: “Mi novia Polly” donde un experto asesor de seguros tiene que asegurar a un hombre que era totalmente riesgoso por donde se le quisiera ver, caso difícil; pero no imposible. Este seguro aprobado sirvió a esta persona para conseguir un buen negocio, al igual que para usted, podría incluso salvarle la vida.

El riesgo es aquello que puede acontecer en un futuro, más o menos cercano, y que preocupa por sus consecuencias porque está siempre presente en cualquier actividad que se realice.

Pero no sólo tiene una vertiente negativa, relacionada con pérdidas económicas o daños físicos, o morales; también puede entenderse desde su lado positivo cuando la exposición a determinados riesgos permite obtener ganancias, por ejemplo al participar en una licitación donde obtendrá una buena ganancia.

El seguro actúa en cualquiera de estas dos perspectivas, interviniendo como una de las respuestas más efectivas frente a las consecuencias de los riesgos y como forma de garantía ante situaciones futuras previstas en la vida de las personas.

Lo que viene después

Ahora después de haber evaluado si existe algún riesgo sea de salud, económico o patrimonial, se debe evaluar, hay que calcular tiempos y probabilidades de que ocurra o no.

Toda persona puede prever sus riesgos, algunos pueden saber si por herencia tendrán una propiedad u otros una enfermedad; los riesgos pueden ser variados en cada uno y es por eso que se pueden anticipar o haciendo un testamento o evitándolo contratando un seguro de atención médica.

Es por eso que toda persona debe asesorarse, algunos lo ven como gasto, no, muchos ahora tienen sus pertenencias o incluso sus tratamientos de miles de dólares porque decidieron con tiempo a protegerse ante riesgos.