Jueves, 10 Octubre 2019 08:19

EE.UU. busca un acuerdo inicial con China concerniente a sus monedas

Escrito por AGENCIAS

La Casa Blanca está considerando implementar un pacto cambiario previamente acordado con China como parte de un acuerdo inicial que también podría incluir la suspensión del aumento de los aranceles a productos chinos que entrarán en vigor la próxima semana.

Un reporte de Bloomberg que indicó que las autoridades chinas están reacias a pactar un acuerdo comercial amplio con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, arrojó una sombra sobre las esperanzas de que se haya avances en las negociaciones entre Washington y Pekín esta semana.

El acuerdo monetario, que Estados Unidos dijo que se había acordado a principios de este año antes de que se rompieran las conversaciones comerciales, sería parte de lo que la Casa Blanca considera un acuerdo de primera fase con Beijing. Sería seguido por más negociaciones sobre temas centrales como la propiedad intelectual y las transferencias forzadas de tecnología, comentaron las fuentes.

Los principales representantes de comercio y economía de Estados Unidos y China se reunirán en Washington jueves y viernes para tratar de poner fin a una guerra comercial que se ha prolongado ya 15 meses y que está desacelerado la economía mundial.

El viceprimer ministro chino, Liu He, el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, participarán en la reunión.

Bajas expectativas

Sorprendido y molesto por la inclusión de compañías chinas en una lista negra esta semana, Pekín ha bajado las expectativas de un avance significativo en las conversaciones comerciales con Estados Unidos, dijeron a Reuters funcionarios del gobierno chino, diplomáticos e inversores.

Pekín quiere poner fin a la guerra comercial, los funcionarios del Partido Comunista Chino no son optimistas sobre la profundidad o el alcance de cualquier acuerdo con Washington a corto plazo, dijeron.

Ante la ausencia de avances significativos, Trump se prepara para aumentar el próximo martes aranceles a productos chinos por un valor de 250.000 millones del 25% al 30%.

En declaraciones a periodistas en Washington, el mandatario republicano dijo: "Si podemos llegar a un acuerdo, lo haremos. Hay una muy buena posibilidad". "En mi opinión, China quiere llegar a un acuerdo más que yo", agregó Trump.

Punto muerto

De acuerdo a la situación actual, existe la posibilidad de que las conversaciones de esta semana entre las dos economías más grandes del mundo terminen en un punto muerto, según un funcionario chino que conoce los preparativos de las negociaciones y que habló bajo condición de anonimato.

Cuando se le preguntó sobre la probabilidad de llegar a un trato, el representante sostuvo: "No es una tarea fácil. Requiere mucha preparación y consenso de ambas partes".

Para que las relaciones comerciales o los lazos generales entre los dos países mejoren, se necesita más tiempo, dijeron fuentes chinas.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos incluyó el lunes en una lista negra a la empresa de videovigilancia Hikvision y otras 27 firmas, días antes de las conversaciones.

Washington prohibió a las empresas de tecnología y de inteligencia artificial del gigante asiático hacer negocios con firmas estadounidenses citando violaciones de derechos humanos contra minorías musulmanas en la provincia de Xinjiang. Representantes chinos dijeron que la medida interfiere en la soberanía del país.