Lunes, 01 Abril 2019 18:36

Los riesgos que puede traer el cierre de frontera entre Estados Unidos y México, según expertos

Escrito por AP

La amenaza del presidente Donald Trump de cerrar la frontera con México incrementó el lunes la posibilidad de repercusiones económicas mayúsculas en Estados Unidos y de alterar la vida diaria en una zona del país que depende del flujo internacional, no solo de productos y servicios, sino también de estudiantes, familias y trabajadores.

La Associated Press consultó con un grupo de expertos para comprender las implicaciones de un anuncio como el que hizo Trump.

Cerrar fronteras es un proceso mucho más complicado que solo hacer un anuncio, sin embargo, en caso que llegue a materializarse en estos puntos clave, las consecuencias serán graves.

Políticos, líderes empresariales y economistas advirtieron que la medida impediría el ingreso de cargamentos de frutas y vegetales, televisores, dispositivos médicos y otros productos, además de que obstaculizaría el tránsito de personas hacia sus lugares de trabajo y escuelas, o de quienes ingresan al país para ir de compras.

“Esperemos que la amenaza no sea más que una mala broma”, dijo el economista Dan Grisworld, del Mercatus Center, de la Universidad George Mason, de Virginia. Señaló que la amenaza de Trump sería “totalmente descabellada” y resaltó que cada día cruzan la frontera un promedio de 15,000 camiones y US$1.600 millones en productos.

“Si se interrumpe el comercio, los productores estadounidenses sufrirían agobiantes interrupciones en sus cadenas de abastecimiento, las familias estadounidenses verían un incremento en los precios de sus alimentos y vehículos, y los exportadores no contarían con su tercer mercado más grande”, destacó.

Trump habló el viernes de la posibilidad de cerrar los puertos de ingreso en la frontera sur y lo reiteró en Twitter durante el fin de semana, debido al incremento en el número de migrantes centroamericanos que solicitan asilo. Funcionarios del gobierno de Trump han dicho que la llegada de personas ha sobrecargado al sistema migratorio al punto del colapso.

Funcionarios electos de las comunidades fronterizas, desde San Diego hasta las ciudades de El Paso y Laredo en Texas, advirtieron de un caos en ambos lados de la frontera internacional en caso de que se cierren los puertos de ingreso. A ellos se les unió la Cámara de Comercio de Estados Unidos, que señaló que dicha medida infligiría un “severo daño económico”.

En Imperial Valley, California, del otro lado de la frontera con Mexicali, México, los granjeros dependen de que los trabajadores lleguen cada día desde México para cosechar lechuga, zanahoria, cebolla y otros vegetales de invierno. Los estacionamientos de los centros comerciales de la región están repletos de vehículos con matrículas mexicanas.

Más del 60% de los vegetales invernales que se producen en México y se consumen en Estados Unidos ingresan al país por Nogales, Arizona. La temporada de cosechas invernales es particularmente activa en esta época, con la importación de sandía, uvas y calabaza mexicanas, dijo Lance Jungmeyer, presidente de la Fresh Produce Association of the Americas.

Señaló que entre 11,000 y 12,000 camiones comerciales cruzan a diario la frontera de Nogales, cargados con alrededor de 22,000 toneladas (50 millones de libras) de vegetales como berenjena, tomate, pimiento, lechuga, pepino y mora.

Indicó que cerrar la frontera significaría despidos inmediatos y resultaría en escasez e incrementos de precios en tiendas y restaurantes. “Si esto sucede, y espero que no pase, no quisiera entrar a una tienda y ver cómo está cuatro o cinco días después”, dijo Jungmeyer.

El alcalde de Laredo Pete Saenz, presidente de la Coalición Fronteriza de Texas, dijo que un cierre de la frontera sería catastrófico. “Cerrar la frontera provocaría una depresión inmediata en las comunidades de los estados fronterizos y, dependiendo de la duración, una recesión en el resto del país.

“Nuestros negocios cerrarían”, dijo Marta Salas, empleada de una tienda de El Paso ubicada cerca de la frontera y que vende flores de plástico que se utilizan en las tradicionales fiestas de XV años en México.