Miércoles, 14 Octubre 2020 16:34

Informe indica que los departamentos del oriente del país tienen menor desarrollo

Escrito por Redacción Dinero
Informe indica que los departamentos del oriente del país tienen menor desarrollo Cortesía

El Índice de Desarrollo Regional Latinoamérica (IDERE LATAM) es una herramienta que mide el desarrollo en el ámbito territorial desde una perspectiva multidimensional, a través de índices normalizados entre 0 y 1 (donde 0 expresa el desarrollo mínimo y 1 el máximo). Gracias a ello, permite analizar trayectorias de 25 indicadores agrupados en ocho dimensiones consideradas críticas en el desarrollo de las personas: educación, salud, bienestar y cohesión, actividad económica, instituciones, seguridad, medio ambiente, género.

La Fundación para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) presentó el estudio  IDERE LATAM clasifica el desarrollo es seis subdivisiones: muy alto con resultado de un rango de 0.7 a 1.0; alto 0.6 a 0.7; medio alto 0.5 a 0.6; medio 0.4 a 0.5; medio bajo 0.3 a 0.4; y bajo 0.0 a 0.3.

El resultado global y en cada uno de las siete dimensiones un patrón constante fue la ubicación, en primer lugar de San Salvador con desarrollo alto, seguido muy distante por lo general de La Libertad (20 o 30 posiciones de diferencia). Otro grupo de departamentos se clasifican más distantes en desarrollo medio alto o medio; y finalmente, los departamentos del oriente o norte (más Ahuachapán) se ubicaban con desarrollo medio bajo o bajo.

Los departamentos de El Salvador se encontraron en promedio en la parte inferior del ranking de los 182 territorios evaluados, y en varias dimensiones se ubicaron en los últimos lugares.

Incluso al comparar San Salvador, el departamento de la capital, con las otras capitales de las siete restantes naciones evaluadas, las diferencias en el ranking algunas veces se situaban con 20 lugares de diferencia.

A manera de ejemplo, se puede señalar que departamentos del oriente del país o de la zona norte (más Ahuachapán), alcanzaron varias veces posiciones similares en el ranking con territorios muy deshabitados y situados en áreas selváticas del Amazonas (Brasil, Colombia, Paraguay), o con Magallanes (región de la Antártida), y la región sur de México.

La dimensión de salud fue la que en promedio alcanzó la mayor puntuación de desarrollo, y la más rezagada el bienestar socioeconómico. En salud, fue positivo el incremento de la Atención Primaria de Salud a través de los Equipos Comunitarios de Salud Familiar y Especializados, conocidos como ECOS; mientras que en términos de bienestar, la mayoría de departamentos están muy rezagados, hasta llegara ocupar en trabajo informal con Cabañas el último lugar 182, tasa de pobreza (Cabañas 173), y muy rezagado con el acceso a Internet (Morazán 174); mientras que en el ingreso por persona, la mayoría de departamentos se situaron en la cola, con Morazán en el 178. Esta situación refleja prácticamente el abandono de los territorios alejados de la capital, y porque la migración es alta en estos departamentos.

“Lo que no se mide, no se puede mejorar. Las estadísticas por departamento son difíciles de obtener, la mayoría se pueden estimar a través de la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM); pero el país carece de una cultura de construir información por departamentos, esto reduce la conciencia de las graves asimetrías que existen en uno de los países más pequeños del continente”, señala el informe presentado por FUSADES.