Jueves, 27 Abril 2017 14:38

El Salvador prorroga uso de diésel tradicional hasta 2019

Escrito por
Se prorroga la venta de combustible tradicional Se prorroga la venta de combustible tradicional Cortesía

El gobierno prorrogó el plazo hasta abril de 2019, para poder continuar utilizando el diésel tradicional debido que es más barato.

Lo anterior se determinó tomando en cuenta que el precio de referencia internacional del combustible bajo en azufre (que se autorizó a comercializarse desde ayer) es mayor, por ser un producto de mayor calidad. Prueba de ello es que el precio de dicho combustible bajo en azufre para estas dos semanas será US$0.11 mayor que el del diésel tradicional.

Debido a la coyuntura de inestabilidad en el contexto geopolítico internacional, la cual presiona al alza en los precios del combustible, el Ministerio de Economía (MINEC) ha anunciado que temporalmente, y por un período máximo de dos años, se autorizará –como lo hacen otros países dentro y fuera de la región- la importación y comercialización de diferentes tipos de diésel, con el objetivo de mitigar el impacto económico que el incremento de precios tendría sobre los consumidores.

En El Salvador, el diésel representa aproximadamente el 50% del consumo de combustible y es utilizado para distintos fines, siendo los más importantes: generación de energía eléctrica, producción industrial, transporte de mercancías y transporte público de pasajeros. El año pasado se comercializaron en el país cerca de 210 millones de galones de este tipo de combustible.

Con esta medida, se faculta a que cada compañía petrolera o estación de servicio pueda comercializar ambos tipos de aceite combustible diésel de acuerdo a la demanda de sus clientes. Para ello, el Ministerio de Economía estará publicando precios de referencia para ambos tipos de diésel tal y como lo hace actualmente para las gasolinas superior y regular.

Cabe aclarar que todas las empresas distribuidoras de combustibles ya han importado y comercializado el diésel bajo en azufre.

Los precios de referencia de los combustibles se basan en una fórmula establecida por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que incorpora el precio FOB establecido internacionalmente, la calidad del combustible, el flete marítimo, las perdidas en tránsito y el seguro marítimo, así como el flete local, los costos de internación, los impuestos y el margen de los mayoristas y detallistas, entre otras variables.